31 de enero de 2010

Diario de un ludópata

Al igual que ocurre con cualquier otra enfermedad mental, para afrontar el serio problema de la ludopatía, el primer paso que debe dar la persona que lo padezca es admitir su existencia. A priori sobre el papel podría parecer algo muy básico, pero en la realidad un elevado porcentaje de quienes sufren estos trastornos, o no llegan a ser capaces de admitirlo, o cuando lo hacen es ya demasiado tarde y han dejado atrás una lóbrega vida de penurias económicas y emocionales con grave perjuicio no sólo para sí mismos, sino también probablemente para sus seres más queridos o allegados.

Afortunadamente existen casos de personas que con la debida autodisciplina y tal vez con ayudas externas, han sabido reaccionar a tiempo, han hallado el origen del problema, lo han afrontado e incluso algunas en concreto han tenido la gran valentía de hacer público su caso, intuyo que con dos objetivos: en primer lugar, a modo de autocontrol, para no recaer en errores del pasado; y en segundo, para convertirse en espejo de otras personas afines con la misma patología y que así sepan emprender el buen camino. Les hablo de D. David Fernández Fernández, autor del libro Diario de un ludópata, y propietario de esta página web, persona cuya historia personal de autosuperación ha atraído mi atención y que se ha convertido en sujeto de mi personal admiración. No acostumbro a elogiar gratuitamente a nadie, mas la ocasión lo requiere en este caso concreto. Enhorabuena David, si me estás leyendo.

Si tuviera que comentar su página web en todos sus apartados, el artículo se extendería mucho más allá de lo acostumbrado, así que voy a remitirme a algunos aspectos concretos y muy probablemente en un futuro retome la materia, puesto que me ha parecido una web interesantísima, y probablemente también lo sea el libro que ha escrito, si bien es cierto que no lo he leído. No obstante me aventuro a recomendar su lectura a quien piense que puede hallarse inmerso en problemas con el juego, puesto que muy probablemente se trate de una herramienta útil para remediar sus problemas. Se puede adquirir cumplimentando debidamente un formulario online en la misma página web, y su coste probablemente sea muy inferior a lo que determinados sujetos despilfarran a diario en apuestas absurdas e infames. No lo consideren un gasto, sino una inversión. Probablemente lo sea.

Los dos primeros párrafos de su autobiografía, a la par que estremecedores, resultan un claro y pedagógico ejemplo de que se puede comenzar a caer en el pozo del juego de la forma más absurda e inimaginable. Su caso particular, una moneda de dos euros que se multiplicó cual milagro de panes y peces. De modo que el origen de una grave ludopatía que nos lastre el resto de vida puede encontrarse a la vuelta de la esquina, ya sea en el amigo que nos invita a las carreras de caballos, o nos anima a depositar unas monedas en la máquina tragaperras de turno.

En su capítulo de agradecimientos reconoce errores del pasado, al igual que hiciera el maestro Freddy Mercury en In my defence. (La estrofa We never listen enough, never face the truth se adapta perfectamente a algunos casos graves en concreto) . Pese a la contundencia de determinadas frases, no creo que los desaciertos de David hayan sido más intensos o graves que los que han podido cometer otras numerosas personas a lo largo y ancho del mundo y que nunca jamás los han reconocido, ni los reconocerán.

Concluyo mi breve pero conciso artículo apropiándome de un párrafo del propio David e introduciendo un par de pequeñas modificaciones de mi cosecha: “Si consideras que puedes tener algún problema con el juego no dudes ni un segundo en acudir a algunas de las asociaciones creadas a tal efecto, pero ten clara una cosa: Acude por ti, no lo hagas por tu mujer, ni por tus hijos, hazlo por ti.” Dado que la ludopatía de una persona afecta a otras allegadas, tratar adecuadamente la salud mental de uno mismo implica mejorar de forma indirecta la del cónyuge, hijos, etc.

Tómenselo como quieran, pero este artículo es absolutamente serio, no existe broma ni ironía alguna ni dobles sentidos.

20 comentarios:

  1. Buen artículo, esperemos que lo haya leído nuestro amigo el "primo" y se haya parado a pensar unos minutos.

    ResponderEliminar
  2. Primo ese goleador de las categorias inferiores lastrado por las lesiones?

    Ese no es ludopata, simplemente le obsesiona el baloncesto coreano

    ResponderEliminar
  3. Acabo de cerrar mas de 9 corners en el milan - livorno a 1.90

    ResponderEliminar
  4. viva KOREAAAAAAAAAAAA

    ResponderEliminar
  5. 31/01/10, 13:52
    brugalcola: buenas, acabo de coger, over 10 corner en el psv, utrech y twente, luego llevo en combi el over de twente + utrech, y unos euros a cuota 6.95 el over de los tres!!

    ResponderEliminar
  6. Claro ejemplo el de arriba de que la ludopatía está muy presente en este mundillo...

    ResponderEliminar
  7. Acabo de ver la película "21 BlackJack". Un ludópata debería verla para darse cuenta de que las apuestas siempre te hacen acabar mal, sobre todo cuando el protagonista pierde por dejarse llevar por las emociones.

    ResponderEliminar
  8. Gracias por vuestros comentarios.

    Es de los artículos más serios que he escrito, tal vez el que más, y estoy con vosotros, existe alguna cara conocida del mundo de las apuestas que debería comenzar a sentar la cabeza.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  9. Yo me considero ludópata (llegué a ganar mucho con las apuestas, pero perdí el control y perdí mucho más de lo que gané, y no sólo pierdes el dinero, sino cosas más importantes, porque estás encerrado en tu mundo y no ves más allá). Por suerte, llevo ya un año sin apostar (pedí que me dieran de baja en todas las casas de apuestas en las que tenía cuenta). No volveré a apostar ni un solo euro, ya que 1 mísero euro sería tener una recaída y eso seria mortal. Cuando apuestas todos los dias te encierras en ti mismo, no paras de seguir los eventos (aunque solo hayas apostado 2 euros), pasas horas y horas delante del ordenador, no duermes por las noches (bien siguiendo eventos como la nba, o bien pensando en apuestas o en lo que has perdido), en definitiva no eres feliz. Mucha gente tiene este mismo problema, pero no lo sabe -quiere- reconocer. El primer paso para salir de esto es reconocerlo, bien publicamente, o bien reconocertelo a ti mismo. Es un problema serio del que es muy dificil salir, a menos que sepas darte cuenta (del problema) a tiempo. Me da pena la gente como prm que lee estas cosas, o le dicen algo de esto y se descojona, como si a él no le pasase nada de esto. Veo en chats que hay mucha gente que tiene este problema, pero que responden con carcajadas cuando les hablas de ludopatía y me da mucha pena, porque me veo reflejado en ellos y no quiero que pasen por lo mismo. Yo perdi cantidades astronomicas de dinero. Si sabes salir a tiempo, no pasa nada porque el dinero se recupera (trabajando y ahorrando), pero hay cosas más importantes que puedes perder por el camino que quizá no puedas recuperar, y eso si que es grave.

    Espero que mi mensaje sirva para algo. Mudanzas, aqui tienes un amigo.

    ResponderEliminar
  10. Anónimo de las 08:24, mis más sinceras felicitaciones por tu mensaje.

    Para ser válido en las apuestas, no basta simplemente con ganar dinero. Hay que saber mantener un equilibrio emocional. Romperlo implica aislarse del mundo, con la única compañía de la televisión y el ordenador, y ese tipo de vida acaba demacrando a cualquiera.

    Si consideras que las apuestas no han hecho más que causarte problemas, lo mejor es que no vuelvas a tocarlas, e incluso si aprecias que este blog puede empujarte a empezar a apostar de nuevo, te recomendaría que no entraras.

    Respecto a los de los chats, se señalan a sí mismos con el dedo. La persona que has nombrado, entre otras muchas tonterías, una vez escribió mofándose de "los ineptos que se creen que con Corea no se gana dinero". Tal vez algún año de estos consiga convencerme, porque hoy por hoy lo que da es una mezcla entre pena y risa.

    Saludos, y gracias por tu mensaje.

    ResponderEliminar
  11. Tranquilo, que no vuelvo (no he vuelto de hecho) a tocar las apuestas ni a mover un solo euro en ellas, porque se que ello supondría el acabose. Este blog no me incita a apostar, no te preocupes, me gusta leer ciertos blogs aunque sean de apuestas y éste es uno de ellos. Creo que ya estoy curado de espanto y aun me queda alguna neurona sana que me hace ver que no debo apostar un euro nunca mas, asi que no creo (toco madera) que vuelva a recaer ni a picar con bonos, ofertas, engaños, etc...

    Winpicks si que me hizo daño en su dia, pues te hacen creer (cuando era novato en todo esto) que esto es la gallina de los webos de oro. El problema es que aun siguen con esa dinamica y mucha gente cae por el camino (como cai yo en su dia).

    ResponderEliminar
  12. No eres el único que ha caído en la trampa, amigo.

    El mandamás de allá lo niega todo, aunque a estas alturas ya todo el mundo le conoce y su credibilidad es nula.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  13. Por otra parte, estimado contertulio, te anticipo que para un futuro no muy lejano iré sacando a la luz algunos artículos sobre psicología y estados de ánimo, cuando el tiempo y la inspiración me lo permitan.

    Creo que serán muy interesantes, aunque eso lo tendrán que decir los demás.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  14. "Winpicks si que me hizo daño en su dia, pues te hacen creer (cuando era novato en todo esto) que esto es la gallina de los webos de oro. El problema es que aun siguen con esa dinamica y mucha gente cae por el camino (como cai yo en su dia)"...

    Seguro que cuando ganabas dinero no pensabas eso,te digo una cosa compañero,solo TU ganaste ese dinero y solo TU lo perdiste,y no heches la culpa a nadie,parece mentira que te tildes de ludópata y luego le heches la culpa a otra gente de tu enfermedad,y a ti mudanzas igual,que eres un hipócrita,que es lo primero que se le dice a esta gente cuando tienen este tipo de problemas?
    que no les hechen la culpa a los demas,que la culpa de sus males la tiene uno mismo,y cuando empiece a concienciarse de eso,será el primer paso hacia la curación.

    ahora la primera respuesta será que si soy de winpicks o lo que sea,por que solo se habla de eso en este blog,a mi me la toca winpicks pero las cosas como son,y no engañemos a personas con estas enfermedades que son muy serias.

    ResponderEliminar
  15. No te voy a preguntar si eres de esta o aquella página, simplemente porque no me hace falta, sé perfectamente quién eres.

    Te puedes seguir haciendo pasar por otro, pero de poco te va a servir, aquí todo el mundo sabe quién es hipócrita y quién es buena persona. Que me lo llames a mí, me tiene sin cuidado, me han llamado cosas peores y sigo tan al pie del cañón como el primer día.

    En una cosa te voy a dar la razón: el último culpable de los actos autodestructivos es uno mismo. Aunque más fácil será cometerlos si tienes a alguien que te los fomenta, de eso no cabe duda.

    Me alegra volver a leerte. Puedes pasarte por aquí cuando quieras.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  16. Estimado contertulio,

    creo q deberías controlar la diarrea verbal de alguno de tus comentaristas. Los piques y las viejas cuentas que se tengan de atrás no dejan de ser un buen reclamo para la gente que está ávida de polémica. Pero una cosa es esto y otra bien distinta es tildar de ludópatas a las personas. En alguna ocasión te lo he leído o lo has insinuado, pero es que además permites esos calificativos en los comentarios, que deberías de moderar en alguna q otra ocasión. Todo ello, claro está sin perjuicio de que tengas pruebas fehacientes de que lo que se afirma es verdad.
    No digo que la cosa roce la ilegalidad, e incluso el tipo penal, que seria, cuanto menos exagerado, si no discutible, digo que hay cosas que no deberían permitirse amparadas en el anonimato de un blog.

    En fin, es simplemente mi opinión.

    ResponderEliminar
  17. Anónimo de las 13:06, no hace falta que digas tu nombre, porque ese "heches" te ha delatado (y mira que ya se te corrigió en otra ocasión, pero si no quieres aprender)...

    Nadie pone una pistola a nadie para apostar, efectivamente, pero todos sabemos como funciona esto y los chats de ludópatas sólo crean nuevos ludópatas, gente novata que cae en las redes de los que proclaman la gallina de los webos de oro. Nadie obliga a nadie a apostar, logico, pero ya sabemos eso de: cierro -4.5 a cuota 2.15 en Korea, o: os dejo un pick buenisimo para la tarde, o: chollo por aqui, etc... todo eso hace que la gente se enganche y de qué manera, todo el dia siguiendo eventos, buscando apuestas en las carreras de tortugas, y en mil sitios, etc.

    Pero si los propios ludópatas se rien de esto y se enfadan cuando se les diden las verdades, poco más que decir.

    ResponderEliminar
  18. El basketball koreano es para ludópatas. Lo bueno es apostar al basketball filipino. Asiba Taulaba, Marc Cardona, GG Hildebrand, LA Tenorio,... unos cracks

    ResponderEliminar
  19. Gracias por vuestros comentarios.

    Anónimo de las 16:51, como algún día saque a la luz alguna prueba de que dispongo sobre determinados asuntos, sí que se va a cagar la perra, te lo aseguro.

    Por otra parte, como hablemos de legalidades o ilegalidades no creo que yo vaya a salir especialmente perjudicado. He moderado comentarios que señalaban con el dedo, o que trataban de la vida privada de terceras personas, porque los he considerado inapropiados. El resto, ahí han quedado publicados, incluidos algunos que me llamaban subnormal o que decían textualmente "como buen cobarde que eres, escondiendote debajo de las faldas de tu madre"...

    Tu opinión por supuesto es tan respetable como otra cualquiera.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  20. Muchachos, a mi me ha pasado algo parecido, al comienzo comence a apostar centavitos y la cosa me comenzo a gustar, ya que ganaba.. de alli pense que esto es casi un trabajo ya que uno pierde y tiempo y energias, muchas veces no dormia ni nada... me creia una estrella de las apuestas y las combinaciones y es que llegue a ganar mucho, hasta combinaciones dificiles, hasta una de las veces que aposte tuve la suerte de ganar una combinacion de 7 partidos y gane muchisimo... pero no me conforme, pues queria mas, y apostaba como loco a cada deporte que aparecia, incluso en partidos de equios desconocidos para mi, y segui jugando hasta que termine por perder todo lo que habia ganado, hablamos de unos 4 mil dolares, cosa que me lleno de depresion.

    ResponderEliminar